In Memoriam

Domingo, 28 de octubre de 2007

Por xicu41 @ 15:52




Scapa Flow


Korvettenkapit?n G?nther Prien



En la tarde del 12 de octubre de 1939, seis semanas despu?s del inicio de la guerra, un submarino alem?n, el Unterseeboot-47 (U-47), emergi? cerca de las islas Orcadas, en el extremo norte de Escocia. Cuando los oficiales subieron a la torre para observar las luces que centelleaban al Oeste, s?lo el comandante, G?nter Prien, conoc?a el objeto de su misi?n. Prien esperaba ansioso el momento de poder comunic?rselo a su dotaci?n. Tras una noche de observaci?n, el U-47 se retir? hacia el Este y se sumergi?. Una vez el submarino se hubo posado en el fondo y se cortaron los motores, Prien orden? que la tripulaci?n se reuniese en el comedor de proa. Los hombres, cuya edad media era 20 a?os, esperaban expectantes. Sin pre?mbulo Prien les puso al corriente de la misi?n: ?Ma?ana? dijo, ?entraremos en Scapa Flow?.

Scapa Flow era la principal base de la Royal Navy brit?nica desde la 1? Guerra Mundial. Excelente puerto natural de 10 km de Norte a Sur y 17 km de Este a Oeste, daba abrigo a gran parte de los buques de guerra que constitu?an la Flota Metropolitana y su estrat?gica situaci?n la hac?a ideal para prevenir los intentos alemanes de acceder al Mar del Norte e interceptar los buques que quisiesen salir al Atl?ntico Norte. (Hasta la derrota de Francia en 1940, el Canal de la Mancha fue una v?a mar?tima vedada a la navegaci?n alemana).
Tambi?n para Alemania la base de Scapa Flow ten?a una significaci?n especial, pues all? hubo de dirigirse la altiva Kaiserliche Marine alemana tras la derrota en la 1? Guerra Mundial. Y fue all?, en 15 brazas de agua, donde esa Kaiserliche Marine se autoinmolo para impedir que sus unidades pasasen a ser controladas por los Aliados vencedores.
Al estallar la II Guerra Mundial, la armada era la ?Cenicienta? de las fuerzas armadas alemanas, y mientras el Heer y 1a Luftwaffe ganaban victoria tras victoria en la guerra contra Polonia, los ?xitos de la armada eran mucho m?s modestos. Adem?s de ello, Hitler, que estaba obsesionado con la campa?a terrestre, demostraba poco inter?s por las cosas del mar (aunque se dejaba impresionar por la mole de las unidades pesadas, en especial el Bismarck y el Tirpitz). En realidad, era incapaz de apreciar el enorme potencial b?lico de los submarinos.
El comandante del arma submarina, Gro?admiral Karl D?nitz, necesitaba una victoria espectacular para impresionar tanto a la propia Armada como a Hitler y convencerles de la importancia del programa de construcci?n de submarinos. D?nitz hab?a sido comandante de submarino durante la 1? Guerra Mundial y, enviado al Mediterr?neo, consigui? introducirse con su buque en un puerto defendido en Sicilia y salir del mismo sin ser detectado.



Distintivo del U-47




D?nitz estaba, pues, convencido de que ello era tambi?n posible en Scapa Flow. Si un U-boot era capaz de atravesar las defensas brit?nicas sin ser descubierto, podr?a lanzar un inesperado ataque contra los buques fondeados y con ello infligir un duro rev?s a la Royal Navy y dar fe de la existencia de los submarinos alemanes.

Para que el plan tuviese ciertas probabilidades de ?xito, D?nitz orden? un amplio programa de recogida de informaci?n, El U-16 fue enviado a patrullar las aguas pr?ximas a Scapa Flow, sondear las defensas y controlar las corrientes y las mareas, mientras que se confeccionaban detallados mapas y cartas hidrogr?ficas y se tomaban fotograf?as a?reas. El 11 de septiembre, con toda la informaci?n en mano, comenz? a planificarse la operaci?n. El estudio detenido de las fotograf?as a?reas sugiri? a los t?cnicos que Scapa Flow no estaba tan bien defendida como podr?a parecer. Las redes antisubmarinas y los buques hundidos como medio de bloqueo hab?an servido durante la 1? Guerra Mundial (en la que se perdieron dos submarinos alemanes que intentaron entrar en el fondeadero), pero ahora presentaban serias lagunas.
El hombre que realizase una misi?n como ?sa deb?a ser un marino experto y con nervios de acero.



Mantenimiento de sala de torpedos



La ruta m?s favorable discurr?a a trav?s del estrecho de Holm, en el acceso oriental a Scapa Flow. El estrecho de Holm estaba dividido en canales menores, y uno de ?stos, el estrecho de Kirk, estaba mal defendido mediante unos pocos buques hundidos. Para los especialistas alemanes, dos de las v?as entre esos obst?culos parec?an muy prometedoras. Si el c?lculo horario era correcto, en mitad de una noche cerrada y con la mar en calma, un decidido comandante de submarino podr?a navegar en superficie entre los buques de bloqueo y acceder a Scapa Flow. El plan era arriesgado y depend?a de que los patrulleros brit?nicos no viesen el submarino. Pero era posible.
El hombre que realizase una misi?n como ?sa deb?a ser un marino experto y con nervios de acero. Al buscar entre sus submarinistas m?s experimentados, D?nitz dio con el historial de G?nter Prien. Este, de 31 a?os, era uno de los nuevos valores de la Armada alemana: sin v?nculos con la Armada imperial, era en cambio un nazi ferviente. Considerado por D?nitz como un gran submarinista, Prien combinaba el conocimiento del mar con una medida determinaci?n y un ?sexto sentido? que hac?an de ?l un avezado comandante de U-boot. Dotado del necesario sentido com?n, era respetado y admirado por sus subordinados. Los hombres a su mando, voluntarios como todos los submarinistas, hab?an demostrado su capacidad de afrontar las pesadas cargas impuestas por la guerra submarina.








Acababa de regresar de una feliz singladura contra la navegaci?n aliada en el Atl?ntico cuando, el 1 de octubre, fue convocado por D?nitz. Este le revel? el plan y pidi? a Prien que considerase sus posibilidades y le diese una respuesta. Tras un examen detallado, Prien acept? la propuesta.
El 8 de octubre, Prien y la dotaci?n del U-47 se prepararon para zarpar del puerto de Kiel. Tras poner rumbo al canal de Kiel, el submarino entr? en el Mar del Norte y durante la noche del 8 se dirigi? a la isla de Heligoland, donde iban a tener lugar las ?ltimas pruebas. El U-47 era un submarino Tipo VIIB y, pese a que se trataba del sumergible m?s avanzado de la Kriegsmarine, distaba bastante de la concepci?n moderna de submarino, ya que s?lo pod?a cubrir sumergido distancias cortas y a poca velocidad. Normalmente los U-boot navegaban en superficie y s?lo se sumerg?an si eran atacados por aviones o buques de superficie enemigos; mientras que los asaltos contra los bien defendidos convoyes se realizaban en inmersi?n, los ataques contra buques aislados ten?an lugar en superficie, por lo general empleando el ca??n de 88 mm que estos buques montaban a proa.

Era esencial un secreto absoluto, de manera que, para evitar que pudiese ser avistado por aviones o buques enemigos o incluso neutrales, el U-47 permanec?a sumergido de d?a y s?lo emerg?a de noche, a fin de desplazarse en superficie al amparo de la oscuridad. Para los 44 hombres del buque, el sentido del d?a y la noche estaba cambiado, pues deb?an dormir durante el primero y desayunar al anochecer. Toda la dotaci?n, mec?nicos, electricistas, cocineros, operadores de radio, torpedistas, fogoneros, se hab?an acostumbrado a esta rutina antinatural y a las condiciones claustrof?bicas.
Durante las noches del 10 y el 11, el U-47 surc? las aguas del Mar del Norte sin incidentes. El avistamiento de las Orcadas en la tarde del d?a 12 marc? el fin del viaje. Una vez que Prien comunic? a la dotaci?n su objetivo, envi? a ?sta a descansar, aun- que muy pocos pudieron dormir pensando que al cabo de pocas horas el U-47 deb?a burlar las defensas de Scapa Flow.

Prien relata c?mo realiz? los ?ltimos preparativos: ?Una vez m?s recorr? el buque e impart? instrucciones. Durante el tiempo que durase la acci?n, nadie deb?a fumar y, todav?a m?s importante, nadie deb?a hablar m?s de lo necesario. Cada cual inspeccionaba su chaleco salvavidas. Ech? una ?ltima ojeada a la escotilla de escape: el oficial de derrota consultaba sus cartas?.







Los torpedos fueron cebados y preparados para el lanzamiento, al tiempo que se distribuyeron cargas explosivas en distintos puntos del submarino por si era necesario hundirlo para evitar su captura.
A las 19:00 horas se encendieron los motores el?ctricos y el U-47 emergi?. Una vez aflorado, se encendieron los diesel y Prien subi? al puente de la vela junto a dos oficiales para comprobar la situaci?n. Para su sorpresa, la noche no era muy oscura; las luces septentrionales emit?an cierto resplandor sobre Scapa Flow y sus accesos, el suficiente para que el U-boot fuese m?s visible de lo esperado. Prien consider? posponer la misi?n hasta la noche siguiente, pero la moral era alta y una demora podr?a resultar perniciosa. Decidi? seguir. Al largo de la punta de Rose se avist? un mercante y el U-47se sumergi? y permaneci? as? 30 minutos. Despu?s, a las 23:31, volvi? a emerger y entr? en el estrecho de Holm.

A medida que se acercaba a la costa, las luces del norte perfilaban cada vez mejor las siluetas de las elevaciones pr?ximas a Scapa Flow. Por dos veces la situaci?n se tom? cr?tica. Primero, cuando Prien identific? erradamente un buque de bloqueo y el U-47 puso proa al inviolable estrecho de Skerny; por suerte, el oficial de derrota se dio cuenta y el submarino retom? el rumbo correcto hacia el estrecho de Kirk. Despu?s, el U 47 roz? cuidadosamente el cable de uno de los obst?culos y hubo de detenerse. Prien orden? la apertura de las ventilaciones y la purga de los tanques de r?pida. El U-47 se estremeci? en el agua y qued? libre. Estaba en Scapa Flow.

Sala de maquinas




Tras rebasar el pueblo de St. Mary?s el submarino alem?n fue repentinamente sorprendido por los faros de un autom?vil. Aterrados, quienes estaban en la vela temieron lo peor, pero para su sorpresa no sucedi? nada y el buque sigui? su curso normalmente. Prien empez? a buscar sus presas, pero a medida que avanzaba comenz? a crecer su ansiedad debido a que all? no hab?a nada de la prevista concentraci?n de acorazados, cruceros y destructores de la Flota Metropolitana.

Los aviones alemanes hab?an observado varios acorazados fondeados la semana anterior, pero ?stos hab?an zarpado hacia el Mar del Norte al tiempo que el U-47 sal?a de puerto, en respuesta a una previsible maniobra naval alemana. En lugar de volver a Scapa Flow, los acorazados recalaron en Loch Ewe. All? s?lo hab?a el Royal Oak, pues este viejo buque era incapaz de seguir a los dem?s desafiando las tormentas de fuerza 9 que hab?an encontrado. El Royal Oak hab?a sido comisionado en 1916 como uno de los acorazados de la clase ?Royal Sovereign? y en 1939 era, estrictamente, un acorazado de ?segunda l?nea?, si bien sus ocho piezas de 381 mm y su desplazamiento de 31.250 toneladas hac?an de ?l una mole impresionante.



Oficiales del U-47




El U 47, que hab?a entrado en la base poco despu?s de medianoche, cubri? tres millas hacia el oeste y no vio nada. Temiendo seguir hacia el Oeste por miedo a ser divisado por los patrulleros brit?nicos del estrecho de Hoxa, Prien orden? virar 180 grados y m?s tarde, contra la creciente desesperaci?n de la dotaci?n, hacerlo a babor y avanzar rumbo norte. La suerte de los alemanes cambio poco antes de las 01:00, pues directamente a proa comenz? a emerger la masa sombr?a de un acorazado. El U-47 se aproximo y el acorazado fue correctamente identificado como una unidad de la clase ?Royal Sovereign?.
Detr?s de ?l, Prien dijo haber divisado otro buque de guerra, el crucero de batalla Repulse, pero esta vez se hab?a equivocado, el segundo buque era el Pegasus, un auxiliar de hidroaviones de 6.900 toneladas.
Se introdujeron los torpedos en los tubos y, a la voz de Prien, se lanz? una salva de tres, dos contra el Royal Oak y el tercero contra el Repulse. La carrera era larga (unos 3 000 m) y la dotaci?n del U-47 aguard? ansiosa que los torpedos cubriesen la distancia. Tres minutos y medio despu?s, a las 01:04 uno alcanz? la proa del Royal Oak. Aunque la detonaci?n se sinti? en todo el buque, causo poca sor presa, muchos marineros pensaron que se trataba de una explosi?n menor en el pa?ol de oxigeno y pintura, pero nadie esperaba que se tratase de un ataque submarino.
La explosi?n hab?a sido detectada desde el U-47 pero el Royal Oak permanec?a sorprendentemente silencioso. De hecho, Prien pens? que hab?a alcanzado al Repulse pues la distancia era excesiva para valorar correctamente el resultado. Temiendo la detecci?n, el U-47 vir? para recargar los tubos de proa al tiempo que lanzaba otro torpedo desde el tubo popel, pero ?ste fall?.
Recargando los tubos, el U-47 volvi? al ataque. Unos 12 minutos despu?s de la primera explosi?n, el submarino lanz? una segunda salva de tres torpedos. El primero alcanz? el costado de estribor del Royal Oak, bajo la torre ?B?, y levant? una gran columna de agua. Segundos m?s tarde, los otros dos torpedos chocaron con el costado del buque. El Royal Oak se elev? del agua, dio un pantocazo y comenz? a escorar de estribor.
A bordo del acorazado reinaba el caos. Perdida toda la energ?a y el sistema de megafon?a destruido, la tripulaci?n hab?a quedado atrapada a oscuras en las cubiertas inferiores, bloqueada por los incendios y por las inservibles compuertas de apertura hidr?ulica. El buque comenz? a escorar peligrosamente a estribor y diez minutos despu?s de las explosiones ense?? la quilla, hundi?ndose completamente a las 01:33. De sus 1.200 hombres, 833 sucumbieron en su interior.



El Grossadmiral Karl D?nitz pasa revista a la tripulacion del U-47



El U-47 puso rumbo a casa y, tras padecer el ataque con cargas de unos dragaminas el d?a 15, arrib? a Wilhelmshaven a las 11:00 horas del d?a 17. Las autoridades alemanas sab?an ya de la haza?a, de modo que cuando el U-47 atrac? en puerto la dotaci?n vivi? el recibimiento de los h?roes. El Gro?admiral Reader y el propio D?nitz les esperaban en el muelle para condecorar a toda la tripulaci?n con la Cruz de Hierro de 2? Clase, en tanto que Prien recib?a la Cruz de Caballero del propio F?hrer.
El hundimiento del Royal Oak demostr? que el submarino era un arma de gran potencial y que la expansi?n de las construcciones de este tipo era una prioridad urgente. Por suerte para los aliados, el programa de construcci?n de U-boot no bast? para cubrir las p?rdidas y la amenaza submarina pudo ser vencida.
Prien tuvo poco tiempo para saborear su triunfo. Continu? al mando del U-47 y protagoniz? 18 meses de intensa campa?a contra la navegaci?n aliada, pero el 8 de marzo de 1941 el destructor HMS Wolverine, que escoltaba el convoy OB 293, hundi? al submarino con cargas de profundidad tras una larga persecuci?n. No hubo supervivientes, ocho de las v?ctimas, incluido el propio Prien, hab?an formado parte de la tripulaci?n que hizo posible el episodio de Scapa Flow.


G?nter Prien y su tripulacion al su llegada a Wilhelmshaven




U-47 en Scapa Flow
Planeta de Agostini

Viernes, 19 de octubre de 2007

Por xicu41 @ 0:26




Waffen SS Leibstandarte Adolf Hitler









Wehrmacht en color









Hitler con las Hitlerjugend





Campo de entrenamiento

Viernes, 12 de octubre de 2007

Por xicu41 @ 12:19




Einsatzgruppen





Los Einsatzgruppen eran unidades que segu?an a la Wehrmacht muy de cerca en su campa?a europea, sobre todo en el este, unos ?batallones de la muerte? formados por miembros de las SS (Schutzstaffel), las SD (Sicherheitsdienst / servicio de seguridad de las SS), la SiPo (Sicherheitspolizei / polic?a de seguridad) y la OrPo (Ordnungspolizei/ polic?a de orden).
Aparecieron durante los Anschluss (la unificaci?n con Austria), reapareciendo en la invasi?n de Checoslovaquia. En ambos casos sirvieron de oficinas m?viles del SD y lo SiPo, responsables de la seguridad del r?gimen. Pero fue durante la invasi?n de Polonia cuando las actividades del Einsatzgruppen aumentaron del homicidio ocasional al total.
Por un acuerdo entre la Wehrmacht y las SS de 31 julio 1939, la tarea de los Einsatzgruppen (por ejemplo) en Polonia era definida como el "combatir todos los elementos anti-alemanes hostiles en el territorio tras las tropas de combate?.
Inicialmente fueron creados cinco Einsatzkommandos, aumentados despu?s con otros dos Einsatzgruppen y otro Einsatzkommando (este para la zona de Gdansk (Danzig).
En total unos 3.000 efectivos
Muchos de los jefes eran representativos de la ?lite intelectual del Partido Nazi. De los 25 jefes de Einsatzgruppen y Einsatzkommando, 15 de ellos ten?a el t?tulo de Doctor, la mayor?a de ellos en medicina, jurisprudencia y filosof?a. Su tarea era la eliminaci?n de adversarios pol?ticos polacos y jud?os. En teor?a, el ej?rcito ejerc?a el control de los territorios conquistados, siendo permitido solamente usar fuerza contra la resistencia armada y el sabotaje, pero tambi?n acusar formalmente a soldados irregulares y esp?as ante un tribunal marcial y sentenciarlos a la muerte.







Sin embargo, este no satisfizo a Reinhardt Heydrich. Aunque diariamente se estaban produciendo 200 ejecuciones, se quej? de que las cortes marciales eran demasiado lentas:
?Los detenidos deben ser ejecutados inmediatamente, sin juicio. Las personas comunes de las que queramos prescindir, los nobles, los sacerdotes y los jud?os deben ser ejecutados?
En las primeras semanas de la campa?a polaca, los Einsatzgruppen llevaron a cabo m?s de 10,000 arrestos. El 3 septiembre 1939 Heinrich Himmler les orden? que ejecutaran a todos los insurgentes, acusando a cada uno de ellos ?como alguien qui?n puso en peligro vida o propiedad alemana.?
En Bydgoszcz (Bromberg), donde hab?an ocurrido asesinatos de Volksdeutsche por polacos en los primeros d?as de la guerra, tiroteos masivos fueron llevados a cabo por polic?a, Einsatzgruppen y tropas.
Antes del 10 septiembre, 340 ? 540 civiles hab?an muerto en el pueblo. En otros incidentes las v?ctimas jud?as fueron cada vez m?s numerosas. Sobre el 20 septiembre el 14. Armee inform? sobre los tiroteos masivos, especialmente sobre jud?os, por el "Einsatzgruppen Woyrsch".
El Einsatzgruppen fue disuelto y sus personal transferido a la SD y la SiPo en Polonia. Hasta ese momento 15.000 personas hab?an sido ejecutadas, aunque el mayor n?mero de muertes vendr?a tras la invasi?n de la Union Sovietica.
Luego de las reuniones que hab?an tenido lugar entre Heydrich y el Generalquartiermeister Eduard Wagner en relaci?n con la "Operaci?n Barbarossa" el General Walter von Brauchitsch, comandante en jefe del ej?rcito, hizo p?blica una orden diciendo que las unidades del la SD ser?an responsables para los "Temas de seguridad especiales" en la ?rea de operaciones del ej?rcito. Aunque el Einsatzgruppen estar?a afectando por su propia responsabilidad, depend?a de la Wehrmacht para el soporte log?stico. La orden concluy? diciendo que a las unidades especiales le fueran otorgados poderes para llevar a cabo las? medidas ejecutivas contra la poblaci?n civil."








Durante mayo y junio de 1941, los miembros de las Einsatzgruppen se reunieron en la escuela de entrenamiento de la Polic?a de Frontera en Pretzsch, Sajonia. Heydrich y Heinrich M?ller, cabeza de la Gestapo, los visitaron en m?s de una ocasi?n.
Los jefes del Einsatzgruppen recibieron sus ?rdenes de Heydrich y Bruno Streckenbach, cabeza del departamento del RSHA. Seg?n pruebas mostradas ante el tribunal militar de N?renberg estas ?rdenes inclu?an el asesinato de jud?os sovi?ticos.
Karl J?ger del Einsatzkommando 3 record? una reuni?n de aproximadamente 50 l?deres de las SS con Heydrich en Berl?n, donde Heydrich declar? que en caso de la guerra con la Uni?n Sovi?tica, los jud?os en el este tendr?an que ser eliminados. Un miembro de la Gestapo pregunt?: "?fusilaremos a los jud?os?" Heydrich respondi?: "Por supuesto."
Fueron creados cuatro Einsatzgruppen (nombrados de la A, a la D) y agregados respectivamente al Heeresgruppe Nord (Einsatzgruppen A ? unos 1.000 efectivos ? estados b?lticos y Leningrado), Heeresgruppe Mitte (Einsatzgruppen B ? 650 efectivos - Bielorrusia y Mosc?), Heeresgruppe Sud (Einsatzgruppen C ? 700 efectivos ? norte y centro de Ukrania) y 11.Armee (Einsatzgruppen D ? 600 efectivos ? sur de Ukrania y el Caucaso).
Cada Einsatzgruppen fue dividido a su vez en dos o tres Sonderkommandos (SK) y Einsatzkommandos (EK). En teor?a, los Sonderkommandos estar?an destinados a la zona de operaciones del ej?rcito, mientras los Einsatzkommandos operar?an en la retaguardia, sin embargo en la pr?ctica esta diferencia desapareci?.
Tanto Einsatzkommandos como Sonderkommandos pod?an dividirse a su vez temporalmente en unidades m?s peque?as llamadas Teilkommandos (destacamentos de parte). Cuando estaban asignados a una zona o ciudad especifica eran denominados Vorkommandos(destacamentos de avance). Por ejemplo el Vorkommando Moskau, asignado al Einsatzgruppe B.
Como en Polonia, los jefes y oficiales de los Einsatzgruppen fueron elegidos por Heydrich de entre lo m?s distinguido del partido Nazi. Tres de los cuatro comandantes ten?an doctorados; Franz Walter Stahlecker (EG A), Otto Rasch (EG C), y Otto Ohlendorf (EG D). El comandante del Einsatzgruppe B era Arthur Nebe, mas tarde jefe de la Kripo (Kriminalpolizei - polic?a criminal). De los 17 jefes de los SK, EK y Vorkommando, siete de ellos ten?an un doctorado. Tambi?n se inclu?a un ex- pastor, Ernst Szymanowski, alias Biberstein, un m?dico (Weinmann) y un cantante de ?pera profesional (Klingelh?fer). Evidentemente, no eran ningunos gangsters (sic) y en otro tiempo y cultura podr?an haber sido considerados entre lo m?s brillante y lo mejor que su generaci?n.



Bruno Streckenbach (RSHA)



Franz Walter Stahlecker (Einsatzgruppen A)



Otto Rasch (Einsatzgruppen C)



Otto Ohlendorf (Einsatzgruppen D)



Arthur Nebe (Einsatzgruppe B)



El 22 de junio de 1.941, aproximadamente tres millones de soldados alemanes invaden la Uni?n Sovi?tica, con los cuatro Einsatzgruppen siguiendo al ejercito.
Hasta ese momento las ?rdenes hab?an sido dadas siempre de forma oral y no inclu?an expl?citamente el exterminio de todos los jud?os. El 2 de julio, Heydrich escribi? a sus superiores en las SS y a los jefes de polic?a (HSSPF) en territorio sovi?tico ocupado, las ordenes que hasta entonces se daban de forma oral.
Respecto a las ejecuciones Heydrich escribi?:
?Todos los elementos siguientes deben ser ejecutados:
Oficiales del Komintern (dirigentes del Partido Comunista; funcionarios de nivel alto y medio y oficiales del partido; comit?s centrales de distrito y sub-distrito; comisarios del pueblo; jud?os miembros del partido o empleados del estado y otros elementos radicales (saboteadores, propagandistas, francotiradores, asesinos, agitadores, etc.)
Todos los integrados en esta lista deb?an ser ejecutados inmediatamente, sin embargo muy probablemente los jefes de los Einsatzgruppen estaban enterados que la intenci?n principal a largo plazo era la total eliminaci?n de todos los jud?os de Uni?n Sovi?tica.
En enero de 1.942, Rudolf Lange, del Einsatzkommando 2 escribi?:
"El objetivo que el Einsatzkommando 2 ten?a en mente desde el principio era una soluci?n radical para el problema jud?o a trav?s de la ejecuci?n de todos jud?os."
Felix Landau era miembro de un Einsatzkommando, ubicado primero en Lviv (Lwow) y luego en Drohobycz. En julio 1941 empez? a plasmar sus experiencias en un diario, una mezcla de sentimentalismo y desapasionamiento brutal:
"Lwow - 5 julio 1941: Hab?a cientos de jud?os andando por la calle con sangre por sus caras, golpes en la cabeza, las manos rotas y los ojos sali?ndose de sus orbitas. Estaban cubiertos de sangre. Algunos estaban llevando a otros que se hab?an desplomado. Fuimos al baluarte; all? vimos cosas que pocas personas alguna vez hab?an visto. En la entrada del baluarte hab?a soldados que estaban de guardia, golpeando a todos los que pasaban por la entrada. Salian fuera cubiertos de sangre. Paramos y tratamos de ver qui?n estaba a cargo del Kommando. Nadie. Simplemente los hab?an dejado all? y los estaban golpeando por pura rabia y odio.
Drohobycz - 12 julio 1941: A las 6: 00 de la ma?ana fui despertado repentinamente de un profundo sue?o? Pres?ntese a una ejecuci?n?. Muy bien, as? que s?lo har? de ejecutor y luego sepulturero, ?por qu? no?... veintitr?s iban a ser ejecutados, entre ellos dos mujeres. Tuvimos que encontrar un sitio apropiado para fusilarlos y enterrarlos. Depuse de unos minutos encontramos un lugar. Los condenados se reunieron con palas para cavar sus propias tumbas. Dos de ellos estaban llorando, los dem?s demostraban un indudable valor. Me siento totalmente indiferente, sin ninguna compasi?n. Objetos de valor, relojes y dinero son puestos en una pila... Las dos mujeres son llevadas a un lado de la tumba para dispararles primero... Cuando las mujeres fueron caminando a la tumba estaban totalmente serenas. Dieron media vuelta. Seis de nosotros disparar?amos, tres a la cabeza y tres al coraz?n, eleg? el coraz?n. Disparamos y las cabezas volaron por los aires?dos disparos son demasiado, la destrozan.



Ernst Szymanowski, alias Biberstein



Rudolf Lange (Einsatzkommando 2)



En la pr?ctica, los Einsatzgruppen descubrieron que la mayor?a de los candidatos pol?ticos para la liquidaci?n hab?an huido. La gran mayor?a de las ejecuciones en las primeras cinco semanas de la Operaci?n Barbarossa fueron llevadas a cabo sobre los m?s inmediatamente accesibles, hombres jud?os principalmente en puestos de liderazgo y miembros de la intelectualidad. Para finales de julio los asesinatos inclu?an ya a mujeres y ni?os.
Si hab?a habido alguna vez alguna duda sobre qu? pol?tica se iba a llevar a cabo en la Uni?n Sovi?tica, durante el curso de una conversaci?n que Hitler tuvo con G?ring, Lammers, Rosenberg y Keitel el 16 julio 1941 las cosas fueron aclaradas.
La victoria sobre la Uni?n Sovi?tica era inminente. Para crear un "jard?n del Ed?n" en el este, "todas las medidas necesarias, los tiroteos, reasentamientos, etc, ser?n emprendidas". Adem?s, pensaban que el que los sovi?ticos empezaran a utilizar a los partisanos en la guerra les daba la excusa para ?exterminar a todo elemento hostil hacia nosotros?.
Hitler no hizo p?blica una orden expl?cita, rara vez lo hacia, pero la intenci?n era obvia. Una semana despu?s, Himmler hab?a aumentado en m?s del cu?druple el n?mero de hombres de la SS operando detr?s del ej?rcito alem?n avanzando. Fueron asignados 11 batallones de polic?a de orden a la HSSPF. Miembros de tropas auxiliares locales fueron reclutados en batallones de Selbstschutz. Sumaban 33,000 al final de 1941, 165,000 en junio 1942, y 300,000 en enero 1943.
Si la tarea de eliminar a los jud?os en la Uni?n Sovi?tica con los 3.000 hombres iniciales de los Einsatzgruppen hubiera sido imposible a finales de julio 1941, los recursos humanos se hab?an puesto disponibles para la ejecuci?n de la tarea. Al terminar 1.941 entre 500,000 y 800,000 hab?an sido asesinados (un promedio de 2.700 ? 4.200 por d?a).
Funcionarios comunistas, miembros de la resistencia, prisioneros de guerra, gitanos y jud?os hab?an sido eliminados por toda Uni?n Sovi?tica. Las victimas eran llevadas fuera de las ciudades y pueblos, fusiladas y enterradas en fosas, canteras, desfiladeros y lugares similares, hombres, mujeres y ni?os. Los Einsatzgruppen y sus auxiliares mataron a m?s de 1,2 millones de personas individualmente. Hab?a pocos supervivientes de estas masacres.
Muchos de los miembros de estas unidades beb?an grandes cantidades de alcohol para soportar la tensi?n f?sica y psicol?gica causada por sus servicios inhumanos y bestiales.
Otros encontraban posible justificar su comportamiento.










En el oto?o de 1942, el Obersturmf?hrer Karl Kretschmer, que sirvi? en el Sonderkommando 4 responsable de la masacre de Babi Jar, escribi? una serie de cartas para su familia:
??ya no estoy en el ?rea de Stalingrado, mas al norte en medio del frente?la visi?n de los muertos (incluyendo mujeres y ni?os) no es muy alentadora? Estamos luchando por la supervivencia o no de nuestro pueblo? En nuestra opini?n esta es una guerra contra los jud?os y estos son los primeros en padecerlo... Aqu? en Rusia, cuando los soldados alemanes llegan ning?n jud?o queda?
Pod?is imaginar que al principio necesitaba un poco de tiempo para entender todo esto?Nos quedamos con la ropa, que es muy deseada aqu?, podemos conseguir de todo? la ropa pertenec?a a personas que ya no est?n vivas?
Tenemos que ser fuertes aqu? o perderemos la guerra, no hay lugar para la piedad de ninguna clase?ya no hay jud?os aqu?ya te he contado lo del tiroteo, no deber?a haberlo contado?tenemos que comer y beber bien por la naturaleza de nuestro trabajo, de otra manera nos desmoronar?amos emocionalmente.
... si no fuera por los pensamientos est?pidos acerca de lo que estamos desempe?ando en este pa?s, el Einsatz aqu? ser?a maravilloso, desde ?l me he puesto en una posici?n donde os puedo mantener a todos vosotros muy bien. Desde entonces, como ya escrib?, considero que el ?ltimo Einsatz estaba justificado y ciertamente aprob? las consecuencias que tuvo?creo que es una debilidad no poder soportar la vista de personas muertas. La mejor forma de superaci?n es hacerlo m?s a menudo?luego se convierte en un h?bito.









Fue un mito que la negativa a participar en los asesinatos era imposible.
Dr Frank Six, al mando del Vorkommando Moskau:
?Durante la guerra una persona pod?a tratar, por lo menos trasladarse de un Einsatzgruppe? Yo mismo me las arregl? para hacer esto con ?xito... No fui degradado ni perjudicado como consecuencia de mi traslado mas all? de quedar en muy mala relaci?n con Heydrich hasta el d?a de su muerte?Sin duda hubo casos en la que los trasladados sufrieron represalias por su traslado, no recuerdo casos concretos, pero hasta donde yo se nadie fue fusilado por ello".
Erwin Schulz, jefe del Einsatzkommando 5:
?No he o?do hablar ni recuerdo ning?n caso en el que alg?n jefe de las SS, o miembros de la SD o la polic?a fueran enviados a campos de concentraci?n por negarse a llevar a cabo una orden. Tampoco nunca o? hablar de tal orden en las conversaciones que ten?amos sobre el tema, ni siquiera rumores".
No hab?a ning?n intento de esconder ni ocultar los asesinatos. Un oficial de la Wehrmacht, Major Karl R?sler, estacionado en Zhytomyr, informo como hab?a presenciado ejecuciones en el verano de 1.941.
Los disparos de fusil y de pistola proced?an de un terrapl?n del ferrocarril donde hab?a numerosos soldados y civiles.
Lo que vio era: ?tan brutalmente vil que aquellos que se acercaron sin preparar estaban irritados y con n?useas. Estaba de pie encima de una zanja con un mont?n de tierra a un lado. La pared de la zanja estaba cubierta de sangre, as? como los uniformes de los polic?as, algunos en pantalones cortos. Se estaban congregando grupos de civiles con sus esposas e hijos. El hoyo estaba lleno de cad?veres de todas las edades por lo que no era posible calcular su profundidad.
R?sler informo que: "He visto muchas cosas desagradables, siendo un miembro de los Freikorps en 1919, pero nunca he visto algo as?. No puedo concebir la base legal sobre la que estas ejecuciones fueron llevadas. Todo lo que esta ocurriendo aqu? tiene que ser forzosamente incompatible con nuestros principios sobre la educaci?n y la moral. Afuera, a la intemperie, como si fuera sobre un escenario, hombres asesinan a otros hombres. Debo a?adir que, de acuerdo con las cuentas de los soldados, que ven actos as? a menudo, cientos de personas son asesinadas de este modo todos los d?as?.



Dr Frank Six (Vorkommando Moskau)



Erwin Schulz (Einsatzkommando 5)



Se manten?an registros muy precisos de las actividades de los Einsatzgruppen. Se exig?a a los comandantes enviar informes de operaciones regularmente a Heydrich en Berl?n. Muchos de estos informes han sobrevivido y proveen un cat?logo escalofriante del asesinato en serie. Los informes entrantes fueron editados en el RSHA, y distribuidos a otras agencias gubernamentales. Es conocido que las copias eran producidas en un formato apropiado para el escrutinio de Hitler. Teniendo en cuenta el n?mero de testigos oculares militares y civiles de las masacres y la circulaci?n amplia de los informes, no puede haber ninguna duda de que la naturaleza brutal de las operaciones de los Einsatzgruppen era extensamente conocida.
Disparar de esta manera, particularmente sobre mujeres y ni?os estaba destruyendo la moral de los Einsatzgruppen. Muchos de ellos acaban suicid?ndose o en el manicomio.
Erich von dem Bach-Zelewski tras la masacre de Minsk en agosto de 1.941 comento a Himmler que ?estos hombres quedaran marcados para el resto de sus d?as? ?a que clase de seguidores estamos creando?...neur?ticos y salvajes?
Como consecuencia, se decidi? utilizar un m?todo mejor para los asesinatos (mejor para los ejecutores, no para las victimas). El resultado fue el Gaswagen (furgonetas de gas). A finales de junio de 1.942, entre 15 y 20 se hab?an repartido a los Einsatzgruppen. Fueron utilizados par el Einsatzgruppen A en Riga, probablemente en toda Letonia, Estonia y Leningrado. El Einsatzgruppen B los utilizo en el ?rea de Minsk, el Einsatzgruppen C en Ukrania y el Einsatzgruppen D en Crimea y el Caucaso.
La transici?n de las ejecuciones a tiros a las furgonetas de gas no fue completamente exitosa para la moral.
Era el momento de pasar a la siguiente fase de los asesinatos, una que supondr?a traer las victimas a sus verdugos y no al rev?s. Entre finales de oto?o y principios del invierno de 1.941, Belzec hab?a sido considerado como un posible lugar para las ejecuciones y los primeros experimentos con gas Zyklon-B estaban siendo llevados a cabo en Auschwitz. El n?mero de muertos aumentar?a de manera exponencial en 1.942.



Erich von dem Bach-Zelewski









Ahora hab?a el problema de c?mo retirar las pruebas de los cr?menes de los Einsatzgruppen. Fueron activadas unidades especiales (Sonderkommandos 1005), dedicadas a exhumar y quemar los cad?veres en toda el ?rea de operaciones de los Einsatzgruppen. Presos, principalmente jud?os, fueron los encargados de llevar a cabo esta tarea. Los cuerpos fueron apilados entre troncos de madera, rociados con gasolina y prendidos fuego. Se usaron maquinas e incluso martillos para triturar los huesos y luego se esparcieron las cenizas o se enterraron en las fosas donde hab?an estado los cad?veres. Cuando finalizaba el trabajo, los prisioneros eran tambi?n ejecutados, aunque algunos se las arreglaron para poder escaparse y sobrevivir.
Los Einsatzgruppen no operaron solamente en Austria, Checoslovaquia, Polonia y la Uni?n Sovi?tica. Tambi?n en otros territorios ocupados como Francia, Hungr?a, Italia, Luxemburgo, Grecia, Serbia, y T?nez.
Despu?s de la guerra algunos jefes de Einsatzgruppen fueron juzgados en Nurenberg. Tambi?n fueron juzgados algo m?s de 100 miembros por tribunales de Alemania tras la guerra. La mayor?a de jefes y oficiales responsables de las acciones de los Einsatzgruppen nunca fueron acusados ni condenados.




Fuente:
ARC - Einsatzgruppen

















Viernes, 05 de octubre de 2007

Por xicu41 @ 0:22





Nachtjagdgeschwader 1. ( NJG 1.)





En la noche del 30 al 31 de marzo de 1944, el personal de vuelo de la principal unidad de caza nocturna de la Luftwaffe, la Nachtjagdgeschwader 1 (NJG 1, o 1? Ala de Caza Nocturna), libr? una de las m?s sangrientas y, para la unidad, m?s afortunadas batallas a?reas de la II Guerra Mundial. En un combate sobre gran parte de Alemania Occidental contra lo m?s selecto del Mando de Bombardeo de la RAF enviado contra Nuremberg, centro espiritual del Reich de Hitler, su unidad contribuy? a la destrucci?n de unos 100 aviones brit?nicos.

Una de las primeras acciones estuvo protagonizada por un Bf-110 del Tercer Grupo de la NJG 1 (III/NJG 1) y un Lancaster del 467? Escuadr?n. El cabo primero Erich Handke, radarista del Bf-110, recordaba m?s tarde las excelentes condiciones y la facilidad con que se logr? ese derribo en la que iba a ser una venturosa noche de primavera:
"Hab?amos despegado desde Laon y nos hab?an comunicado que los bombarderos estaban a unos cinco minutos. Todav?a no hab?a conectado el SN-2 [radar de interceptaci?n] cuando el artillero me indic?: ?Ah? lo tenemos, el primero de ellos?. Comenzamos a virar y vimos otro muy cerca, unos 200 m por encima. Encend? el SN-2, pero en el viraje hab?amos perdido altura y se nos hab?a esfumado el contacto.
Cuando el SN-2 se calent?, descubr? tres objetivos a un tiempo. Di indicaciones de dirigirnos hacia el m?s pr?ximo y Drewes [el piloto] lo localiz? a unos 600 m. El tiempo era maravilloso ?cielo limpio, media luna, pocas nubes y ni rastro de niebla? simplemente ideal.
Era un Lancaster volando tranquilamente y, tras habernos situado confortablemente unos 50 m por debajo de ?l, Drewes abri? fuego con los ca?ones oblicuos e incendi? un ala del bombardero. Seguimos al Lancaster durante cinco minutos hasta que se estrell? en mitad de una explosi?n tremenda."


El letal juego del gato y el rat?n entre alemanes y brit?nicos hab?a comenzado poco antes de las 23,00 horas del d?a 30, cuando el primer escal?n de las defensas alemanas alert? sobre un posible ataque. En la estaci?n de radar de Texel hab?an comenzado a aparecer contactos en las pantallas que indicaban que una gran formaci?n de bombarderos volaba sobre el mar del Norte y pod?a amenazar Hamburgo y Berl?n. M?s tarde, esa misma estaci?n detect? signos de que una segunda formaci?n de bombarderos se reun?a en el ?rea de East Anglia.



Los Fw-190 complementaron la defensa nocturna a partir de 1.943




Cuando dispusieron de m?s datos, los alemanes determinaron los rumbos de las dos formaciones que, de mantenerlos, iban a cruzar la costa con una distancia de 480 km entre ellas.
En su puesto de mando en Deelen, Pa?ses Bajos, el comandante de la 3. Divisi?n de Caza de la Luftwaffe, el general de brigada Walter Grabmann, de 39 a?os y veterano de la Guerra Civil espa?ola, estaba convencido de que la formaci?n que se acercaba a su ?rea operacional y que iba a sobrevolar la costa belga por Knokke era la principal y que la detectada sobre el mar del Norte constitu?a un objetivo de diversi?n.
Inmediatamente, Grabmann radi? el mensaje Fasan (Fais?n, que advert?a sobre la posibilidad de una incursi?n) a sus unidades de caza nocturna y les orden? que se concentrasen en la radiobaliza denominada ?Ida?, al sur de Colonia.
Desde los aer?dromos de Venlo y Saint-Trond, los pilotos de los I/NJG 1 y IV/NJG 1 despegaron en sus cazas Bf-110 y He-219. Otras unidades, incluidos los otros dos grupos de la NJG 1, con base en Saint-Dizier y Laon, recibieron la orden de concentrarse en la baliza ?Otto?, unos pocos kil?metros al noreste de Colonia.
Cuando la fuerza de gu?a y los aviones se?alizadores del Mando de Bombardeo alcanzaron las fronteras de Alemania poco despu?s de la medianoche, unos 200 cazas nocturnos de la Luftwaffe orbitaban sobre las dos radiobalizas, dispuestos a lanzarse sobre los Lancaster y Halifax de la RAF.

Mientras los cazas esperaban nuevas ?rdenes, los controladores de tierra alemanes ordenaban la informaci?n que estaban recibiendo. En sus ?Teatros de Batalla?, centros de coordinaci?n de cada una de las cinco divisiones de caza de la Luftwaffe en el norte de Europa, los controladores determinaban el rumbo y los efectivos de los incursores, as? como sus posibles objetivos.
Con los datos de los radares Freya de detecci?n lejana y los Wtirzburg, que suministraban datos m?s precisos sobre la direcci?n de las fuerzas enemigas, los radaristas pudieron identificar con cierta exactitud la incursi?n principal de la RAF. Consist?a en unos 770 bombarderos y ocupaba una superficie total de 110 km. Estructurados en cinco oleadas, esos aviones iban precedidos por 97 de gu?a, se?alizaci?n y contramedidas electr?nicas. Cada una de las oleadas conten?a una media de interferencia ABC y 78 Lancaster y 46 Halifax de bombardeo.
A las 23,22 horas, los primeros elementos de la formaci?n principal sobrevolaron la costa belga en direcci?n a su primer punto de cambio de rumbo, al noroeste de Charleroi. Para sorpresa de los brit?nicos, la oposici?n era m?nima: una antia?rea ligera que no alcanzaba su techo de vuelo de 5.800 m. Sin embargo Nuremberg estaba todav?a a 670 km de distancia, es decir, a 101 minutos de vuelo. La formaci?n entr? en Alemania por el sur de la ciudad de Aachen.



Wolfgang Schnaufer, 121 derribos acreditados



La RAF pretend?a pasar por una zona menos defendida conocida como la ?brecha de Colonia?, pero la Luftwaffe, consciente de esa debilidad, hab?a emplazado en el ?rea las radiobalizas ?Otto? e ?Ida?.
Los cazas de la NJG 1 recib?an los datos de los controladores en tierra de Deelen. Casi de forma incre?ble, la formaci?n de la RAF se dirig?a directamente hacia ellos: mientras que en la mayor?a de las ocasiones deb?a perseguir a los brit?nicos, esta vez ?stos se les serv?an en bandeja.
En efecto, todas las ventajas posibles eran para la Luftwaffe: sus cazas nocturnos esperaban en grandes n?meros, con carburante para dos horas y una noche espl?ndida. Momentos m?s tarde, los grupos de cazas Bf-110 y He-219 se lanzaron en pos de los 712 bombarderos que acababan de sobrevolar el Rhin.

La batalla que sigui? fue un ejemplo perfecto de la t?ctica ?Zahme Sau?, un sistema de los controladores de tierra alemanes para guiar a sus cazas contra las formaciones enemigas. En cada ?Teatro de Batalla?, los especialistas procesaban la informaci?n suministrada por los radares, los puestos de escucha, los aviones de reconocimiento y los propios cazas ya en acci?n. Una vez tratados, los datos eran proyectados en un amplio panel de cristal y los especialistas manten?an un contacto continuo con los cazas en el aire, cuyos pilotos usaban la informaci?n para establecer sus rumbos de interceptaci?n desde las radiobalizas de espera.
Al llegar junto a la formaci?n enemiga, los cazas identificaban su objetivo, bien mediante su propio radar de corto alcance, bien visualmente si las condiciones lo permit?an. Esos cazas estaban armados con ca?ones y ametralladoras de tiro frontal o con el sistema conocido como Schr?ge Musik (m?sica de jazz o m?sica inclinada). Ambos tipos requer?an que los tripulantes maniobrasen sus aviones hasta situarse en posici?n favorable cerca del objetivo. La forma de ataque m?s usual era la denominada ?von unten hinten? (desde debajo y detr?s). Con ella, el caza pod?a realizar una larga aproximaci?n rad?rica por la popa del bombardero y, cuando llegaba al alcance visual, por debajo del sector de tiro del artillero caudal del enemigo, atacar a corta distancia. Sin embargo, si el caza era detectado o su piloto no ten?a suficiente experiencia, este ataque no pod?a realizarse y se efectuaba uno de fortuna.
La Schr?ge Musik fue desarrollada a ra?z de que los pilotos descubriesen que se pod?a volar con plena seguridad bajo un Lancaster o un Halifax sin que sus tripulantes viesen la amenaza. La Luftwaffe prob? la instalaci?n de dos ca?ones de 20 mm en el dorso de un Bf 110, que disparaban casi verticalmente hacia arriba y algo hacia adelante. Los pilotos se entrenaron en volar debajo de los bombarderos, apuntar a trav?s de un visor situado en la cubierta de la cabina y abrir fuego.



Heltmut Lent, 102 derribos. caido en octubre de 1.944



Aunque los ataques Schrage Musik eran los m?s temidos por el personal de la RAF y supon?an un derribo casi seguro, la mayor?a de los bombarderos destruidos esa noche lo fueron por el sistema "von unten hinten", m?s convencional, Dos eran las razones de ello: en primer lugar, que la t?cnica Schr?ge Musik era todav?a bastante reciente y, en segundo, que las fuerzas de caza nocturna ten?an para Hitler una importancia marginal y, en consecuencia, no hab?a fondos suficientes para la instalaci?n generalizada de los ca?ones oblicuos. En esos momentos, menos del 40 por ciento de los cazas nocturnos de la Luftwaffe estaban equipados con ellos.
As?, los ataques por la popa fueron mayor?a. El teniente Fritz Lau, piloto de un Bf-110 del II/NJG 1, narraba as? uno de esos ataques contra un Halifax del 158? Escuadr?n de la R.A.F.
??Intentaba situarme en posici?n de tiro, pero apenas lo lograba, el objetivo se sal?a del visor y as? sostuve un tira y afloja que dur? algunos minutos. Mi intenci?n era llegar a unos 50 m de ?l y disparar. Sin embargo, gradualmente comprend? que se me escapar?a a menos que hiciese algo r?pidamente. Decid? atacar a la pr?xima oportunidad, aunque no fuese la m?s adecuada.
Lleg? el momento cuando el bombardero, situado un poco por arriba, inici? un suave viraje a estribor. Estaba a unos 100 o 150 m, pero encabrit? el avi?n, apunt? y abr? fuego. En unos segundos, el bombardero se incendi?, se escor? a babor y comenz? a perder altura r?pidamente. Le segu? y vi c?mo un hombre se lanzaba en paraca?das. EL bombardero se parti? en dos trozos en llamas que se precipitaron hacia tierra.?
Los bombarderos de la RAF soportaron los ataques de los cazas nocturnos desde que rebasaron la frontera alemana basta un punto a pocos kil?metros al sur de Gotha, donde viraron hacia Nuremberg a las 00:45 horas del d?a 31. Pese a la ferocidad de los asaltos alemanes, 643 bombarderos con siguieron realizar la aproximaci?n final. Sin embargo, lo que quedaba de los 70 cuatrimotores restantes jalonaba la senda de vuelo entre Aachen y Gotha.





Aunque algunos de los cazas nocturnos continuaron la persecuci?n hacia Nuremberg y m?s alIa, otros muchos se vieron obligados a aterrizar en los aer?dromos que teman mas a mano por falta de combustible y municiones Muchos de los Lancaster y Halifax que alcanzaron la vertical de Gotha consiguieron bombardear objetivos cercanos al ?rea de Nuremberg, si bien con resultados poco satisfactorios. Muchos aviones bombardearon Schweinfurt, a unos 80 km al norte del objetivo previsto y otros lanzaron sobre las afueras de Nuremberg antes de iniciar el regreso a Gran Breta?a v?a Estrasburgo.
A las 07:25 horas del d?a 31, el ?ltimo de ellos lleg? a su base, pero 105 no regresaron.





El personal de vuelo alem?n era consciente de la magnitud de su victoria, muchos relataban detalladamente sus respectivas haza?as, pero otros manten?an una actitud m?s reflexiva. El teniente Fritz Lau asist?a al festejo que tenia lugar en Hanau de forma algo distante:
"Por supuesto estaba satisfecho por haber derribado por lo menos un enemigo, pero pensaba de forma distinta a los dem?s. Quiz? debido a mi edad ?ten?a 32 a?os, unos 10 m?s que la mayor?a de mis compa?eros? ve?a las cosas de forma m?s sobria. Hab?a visto arder Nuremberg y. aunque muchos bombarderos fueron derribados y sin duda se trata ha de una gran victoria, me parec?a que eso no has tabo para compensar la destrucci?n de nuestras ciudades.?
El capit?n Heinz Wolfgang Schnaufer del IV/NJG 1, que iba a ser uno de los m?ximos ases de caza nocturna de la guerra, con 121 victorias, hab?a aterrizado tambi?n en Hanau. Aunque hab?a intentado atacar al enemigo mientras este cruzaba las fronteras belgas y despu?s de concentrarse en la radio baliza ?Ida? no hab?a logrado ning?n derribo.
Para la R.A.F. la incursi?n de Nuremberg hab?a si do un costoso fracaso Aunque el 84 % de los aviones enviados hab?an logrado bombardear el objetivo, los resultados hab?an sido limitados. En Nuremherg, una factor?a sufri? fuertes da?os y otras tres fueron alcanzadas en menor medida. Las bombas ca?das en Schweinfurt afectaron muy poco a la producci?n de rodamientos, la principal contribuci?n de esa ciudad al esfuerzo de guerra alem?n. En t?rminos de aviones perdidos, el cuadro era todav?a peor, 95 derribados, 10 destruidos al aterrizar, 70 da?ados de diversa consideraci?n y uno enviado al desguace. En comparaci?n, el Mando del Bombardeo dec?a haber derribado cuatro Ju-88, tres Bf-109, dos Fw-190 y un Bf-110 Los alemanes admitieron tres aviadores muertos, ocho desparecidos y uno herido La R.A.F., por el contrario, hab?a perdido 545 tripulantes. La victoria de la caza nocturna alemana, en especial de la NJG 1 hab?a sido aplastante.


















Morro de un Bf-110. Las antenas exteriores son del radar de interceptacion SN-2, y las interiores del FuG-212




Fuete:
Nachtjagdgeschwader 1. Nuremberg 1.944
Planeta DeAgostini





Mi?rcoles, 03 de octubre de 2007

Por xicu41 @ 15:54



Merville



El año pasado no me dio tiempo a ver este lugar, otro de los que marcaron el desarrollo en las primeras horas del Dia-D.
Esta perfectamente conservado y muy bien acondicionado.
En la casamata nº1 se hace una recreación del ataque a la batería, (donde tienes la sensación de estar siendo bombardeado), y de la respuesta desde la batería con fuego de cañón. Lo grabé en video, pero el sonido era tan fuerte que saturó el micro de la cámara (no es que sea muy buena) y no se aprecia tan bien como quisiera. De todos modos el estruendo y el humo eran lo suficientemente reales como para subir la adrenalina.
En la casamata nº3 también hay un pequeño museo donde se recrean las condiciones de la batería con bastante material de época.












.























Lieutenant-Colonel Terence Brandram Hastings Otway






































Recreacion del asalto a la bateria
















Playa de Merville-Franceville









Martes, 02 de octubre de 2007

Por xicu41 @ 1:25




Wolfgang L?th
Kapit?n zur See

*15 Oct, 1913 Riga (Letonia)
+13 May, 1945 Flensburg-M?rwik (Alemania)






46 naves hundidas (225.204 Tn)
2 naves da?adas (17.343 Tn)



Rango
23 Sep, 1933 - Seekadett
1 Jul, 1934 - F?hnrich zur See
1 Apr, 1936 - Oberf?hnrich zur See
1 Oct, 1936 - Leutnant zur See
1 Jun, 1938 - Oberleutnant zur See
1 Jan, 1941 - Kapit?nleutnant
1 Apr, 1943 - Korvettenkapit?n
1 Aug, 1944 - Fregattenkapit?n
1 Sep, 1944 - Kapit?n zur See



Submarinos bajo su mando
U-13 - 16 Dec, 1939- 28 Dec, 1939 - Sin acciones de guerra
U-9 - 30 Dec, 1939- 10 Jun, 1940 - 6 patrullas (68 dias)
U-138 - 27 Jun, 1940- 20 Oct, 1940 - 2 patrullas (27 dias)
U-43 - 21 Oct, 1940- 11 Apr, 1942 - 5 patrullas (199 dias)
U-181 - 9 May, 1942- 31 Oct, 1943 - 2 patrullas (333 dias)



Wolfgang L?th comenz? su carrera naval en abril de 1933 despu?s de estudiar leyes durante 18 meses. En el verano de ese a?o paso los tres primeros meses de aprendizaje en el barco escuela Gorch Fock y a continuaci?n un viaje de entrenamiento alrededor del mundo en el crucero ligero Karlsruhe. Tras otro a?o en el crucero ligero K?nigsberg fue transferido a los U-boot en febrero de 1.937. En julio de ese a?o se convirti? en el II WO (Erster Wachoffizier- Second Watch Officer) del U-27, haciendo una patrulla por aguas espa?olas durante la guerra civil.
En octubre ya era el I WO ( Erster Wachoffizier-First Watch Officer.), en el U-38, al mando del Kaptlt. Heinrich Liebe, estando de patrulla en septiembre de 1.939 cuando comenzo la guerra.
Tras un corto periodo en un barco escuela, asumio el control de un submarino Tipo IIB, el U-9, durante 6 patrullas y consigui? sus primeros exitos, entre ellos el hundimiento del submarino franc?s Doris en mayo de 1.940. Un mes mas tarde, el oberleutnant Wolfgang L?th, puso en servicio el U-138 Tipo IID. En su primera patrulla con este submarino hundi? cuatro barcos, con un total de 34.633 Tn, durante la noche del 20 de septiembre (un ?xito para un submarino tan peque?o). En octubre, al vover de su segunda patrulla tras hundir una nave y da?ar otra, recibio la Cruz de Caballero, siendo el unico comandante de este peque?o tipo de submarinos en conseguirla. Un mes mas tarde tomaria el mando del U-43 Tipo IX, modelo mas grande, con el que haria cinco patrullas, hundiendo 12 naves para un total de 68.067 Tn. En abril de 1.942 dejaria el U-43 para poner en servicio el U-181 Tipo IXD2.
En septiembre de 1.942, el Kapit?nleutnant L?th salio de Kiel para su primera patrulla con este submarino. Su ?rea operacional inclu?a el Oc?ano ?ndico as? como las aguas sudafricanas. Alcanzo Ciudad del Cabo en octubre y durante las dos semanas siguientes hundi? cuatro naves con un total de 21.987 Tn. El 16 de noviembre recibi? un mensaje de radio anunciando que se le hab?an concedido las Hojas de Roble de la Cruz de Caballero. Antes de regresar, dos semanas despu?s, hundi? 8 barcos m?s con un total de 36.394 Tn. alcanzando Burdeos en enero de 1.943.







En marzo el Kptlt. L?th salio de nuevo de patrulla hacia el Oc?ano Indico y en ella y bajo condiciones dif?ciles, acabo con 10 naves hundidas para un total de 45.331 Tn. Durante esta patrulla fue el primer oficial de U-boot en recibir la Cruz de Caballero con Hojas de Roble, Espadas y Diamantes.
Esta patrulla fue excepcional, al ser la segunda patrulla mas larga de la guerra (y posiblemente de toda la historia de los sumergibles) con una duraci?n de 205 d?as, solo superada por la patrulla de 225 d?as del Korvkpt. Eitel-Friedrich Kentrat a bordo del U-196.
Durante esta patrulla, L?th puso en pr?ctica varias ideas, como publicar un bolet?n de noticias del submarino, dise?adas para mantener a la tripulaci?n f?sica y mentalmente alerta.
Este tema fue tratado durante una conferencia con oficiales de la Kriegsmarine en Weimar (17 de diciembre de 1943) proporcionando una descripci?n fascinadora de los problemas psicol?gicos que podr?an presentarse debido a la duraci?n extrema de tal patrulla.
En enero de 1.944, tras m?s de cinco a?os ininterrumpidos navegando en los U-boot fue nombrado comandante de la 22. flotilla, donde entrenar?a a los futuros comandantes de los submarinos.
En julio fue nombrado comandante del I. Abteilung de la Marineschule en Flensburg-M?rwik, donde se forman los futuros oficiales de la Kriegsmarine, y en noviembre se convirti? en el comandante en jefe mas joven de toda la historia de la German Marineschule.



Tras volver de su patrulla de 205 dias.



Pero el Kapit?n zur See Wolfgang L?th tuvo una muerte realmente atipica para alguien de su rango. Pocos d?as despu?s de terminar la guerra fue muerto la noche del 13 de mayo de 1.945. En plena oscuridad fue alcanzado en la cabeza por el disparo de un centinela al no identificarse ni contestar a la contrase?a.
Ha habido muchas especulaciones del motivo por el cual no respondi? al centinela, desde un suicidio deliberado, a que pudiera ir bebido, exhausto, distra?do, o que simplemente el centinela no le escucho.




L?th fue uno de los mas pol?micos comandantes de los U-boot, sobre todo por su firme y p?blica creencia en los dogmas del Nazismo. Pero otros aspectos de su personalidad e incluso sus ?xitos han tenido detractores. Aunque hundi? gran cantidad de tonelaje, sus ?xitos ocurrieron sobre todo en aguas africanas y en el Oc?ano Indico, donde los objetivos eran relativamente mas f?ciles y las defensas mas escasas que en Atl?ntico norte.
Algunos de sus contempor?neos encontraban rid?culas sus ideas sobre la direcci?n de la tripulaci?n de un submarino; los comandantes que sufr?an los ataques a?reos y las persecuciones de los destructores en el Atl?ntico no ten?an el problema de mantener a sus tripulaciones alerta durante patrullas mon?tonas.
Lothar-Guenther Buchheim, autor de ?Das Boot? ridiculiza en su libro la famosa conferencia de L?th ?Problemas de mando en un submarino? (aunque la conferencia tuvo lugar realmente dos a?os despu?s de que supuestamente ocurrieran los hechos narrados en el libro, esta claro a que se refiere cuando se burla del ?largo discurso del Lieutenant-Commander L.).








Tambi?n era conocida la actitud paternalista de L?th hacia su tripulaci?n, incluso despu?s de dejar la nave, y el control de los h?bitos personales de sus tripulantes tanto como fuera posible. Todos los materiales de lectura tra?dos a bordo tuvieron que ganar la aprobaci?n personal de L?th, y los carteles de? pin-ups? fueron prohibidos. Promovi? activamente sus teor?as sobre la manera apropiada de mantener salud f?sica en la patrulla, la uniformidad y la consumicion de ciertos alimentos, bebidas y cigarrillos.
Sin embargo, el estilo paternal de L?th si parece haber evocado lealtad de por vida entre la mayor?a de sus tripulantes, que aun lo veneran. Tambi?n continu? ayudando a sus hombres en sus asuntos y carreras personales despu?s de dejar U-181, respondiendo a sus peticiones de ayuda siempre que fuera posible.
Como declarar?a despu?s el Gro?admiral D?nitz, L?th era un autentico l?der entre sus hombres e incluso se pens? en el para ocupar alg?n cargo pol?tico (?B.d.U.?) despu?s de la guerra. De todos modos, de haber sobrevivido, posiblemente su destino a corto plazo habr?a sido el cautiverio debido a su lealtad al ideario Nazi.




Enero de 1.945




Dos d?as despu?s de su muerte recibi? el funeral de estado del Tercer Reich. Seis oficiales de los U-boot, condecorados con la Cruz de Caballero, formaron la Guardia de Honor en presencia del Gro?admiral D?nitz. Hoy en d?a, una estela de piedra sirve para rendir homenaje a la memoria de este excepcional comandante de U-boot.






Funeral de Wolfgang L?th


15 de Mayo, 1945
Flensburg-M?rwik









Fuente:
u-boat.net
Extraordinaria pagina sobre los submarinos alemanes.